sábado, 8 de diciembre de 2007

GISHIN FUNAKOSHI

Hace muchos años que una idea ronda por mi cabeza, son muchas las veces que me he planteado la idea de plasmarla en un libro, pero he desistido de ello por la escasa difusion que los libros tiene en este pais. Hoy me he decidido ha plasmar mis ideas por escrtito y solo espero que ayude a todos aquellos que piensan de igual forma que yo, a difundir sus pensamientos y si es posible unirnos y saca adelante este proyecto.
Bueno al grano, me llamo, me llamo... llamarme tenshi, soy pranticante de karate, de kobudo, y hago mis pinitos en otros artes como el jiujitsu, el taichi y el hoyo-jutsu.
Practico el estilo shotokan desde hace mas de 25 años, y tras este tiempo me ha ocurrido como a muchos practicantes de shotokan, que no veo nada claro mi estilo. Bueno esto me ocurrio mas bien hace 15 años, y tras este tiempo de buscar respuesta, a la que ni mi maestro español, ni los maestros japoneses de shotokan han sido capaces de darme. Comence ha practicar con infinidad de maestros de shotokan y de otros estilo para comprender porque cantidad de compañeros abandonaban el karate o siplemente se pasabab a shitoryu.
Mi respuesta tras madurarla, por este periodo de tiempo, y gracias a la practica de kobudo bajo la direccion del maestro Kenyu Chinen, me ha llevado a una conclusion, el karate tiene su origen en okinawa y es alli donde hay que buscar el origen de este arte marcial, es alli donde estan los fundamentos del karate y todo lo que sea alejare de okinawa es a mi juicio traicionar el karate.
Y lamentablemente el estilo shotokan es el que mas se aleja de su origen, pero pese a ello siempre nos lo han vendido como la verda absoluta. Recuerdo aun como cuando comence a practicar karate (como a la mayoria de los que hacen shotokan) me contaron que este era el verdadero karate que su fundador Funakoshi fue quien lo trae directamente de okinawa y que es tan autentico que todas las autoridades niponan le dieron sus bendiciones, militares de alta graduacio, nobles, abogados, ingeniero, artistas, hasta la universidades le abrieron sus puertas y es tan autentico que su escudo es un tigere dentro de un circulo, literalmente tora no maki, (decirle estas palabras a un japones y vereis su reaccion) lo oficial, lo genuino y autentico.
Hasta ahi todo es cierto pero lo que no nos contaron nunca ni nos contran jamas es que lo que practicamos los miembros de shotokan no tiene nada que ver con lo que Funakoshi transmitio a sus alumnos. solo quedan tres personas vivas en el mundo que pueden explicarnos cuando, como , porque y por quien se cambio las formas del karate okinawense por lo que hoy se conoce como shotokan; uno es Hidetaka Nishiyama, otro Tsutomu Ohshima y por ultimo Hirokazu Kanazawa, son los unicos alumnos vivos de Funakoshi. Pero dudo que cualquiera de ellos nos de una respuesta.
Los paracticantes de shotokan no hacemos defensa personal, no manejamos armas, no practicamos bunkais, no hacemos kata kitae, no hacemos gyakusoku kumites, solo hacemso katas con la intencion de buscar la mayor plasticidad posible, y un kumite libre que en nada se parace a las tecnicas que trabajamos en los katas, y unos kihones que en nada se parecen a los katas, cual es el resultado de todo esto que despues de 8 o 10 años de practica ya nos hemos aburrido no hay nada mas que hacer que repetir y repetir buscando una perfeccion que no llega porque como toda practica deportiva o se esta cualificado para la practica del mismoo nunca se llega a ser un gran practicante. Y despues de unos años nuestro cuerpo no da mas de si y nos limitamos a verlo por la television o a lo sumo hacer pachanguitas entre amigos y luego curtirnos a cervezas. Si vemos por contra el karate okinawense ves como susupracticantes sigen mejorando hasta el final de sus dias.
¿Cual es el problema entonces? que no hacemos karate sino deporte, pero con un agavante mas reivindicamos su autenticidad enarbolando la bandera de Funakoshi pero lo que hacemos no se parece en nada a lo que él enseño. El problema es que en un principio era dificil tener una informacion cierta y original pero hoy dia es posible acceder a ella y es facil darnos cuenta cuan distinto es lo que hacia Funakoshi de lo que hacemos nosotros. Si... ya lo se , enseguida nos diran que el karate es algo vivo que evoluciona, pero eso no es mas que otra escusa, pues si vemos los estilos okinawenses veremos que aun con esa idea de evolucion sigen manteniendo todos esos principios y tecnicas que hacen al karate algo grande. El problema es que la referencia que hemos tenido en españa ha sido shotokan y shito ryu que, con todos mis respetos, no es para mi un estilo sino un trabajo complilatorio de todos los estilo de okinawa complilacion que realizo Mabuni padre y que tratan de consevar sus herederos pero como metodologia de enseñanza es imposible pues es imposible dominar la totalidad (otro dia entraremos con mas profundidad en este tema). Ademas no podemos comparar con otros estilos como shorin ryu, uechi ryu pues no se practican en españa solo un poco de goju-ryu pero muy minoritario.
En resumidas cuentas Funakoshi trajo de okinawa todos los elementos para la practica del karate bunkais, defensa personal, armas, trabajos por parejas, kata kitae. Solo tenemos que ver sus libros para tenerlo claro el problema es que sus alumnos quisieron ser mas grandes que él y no aprendieron nada y menos trasmitiron aunque en sus origenes todos tienen esos trabajso y hay documentos escritos que asi lo demuestran ( documentos que analizaremos mas tarde. Es por ello que yo desde aqui reivindico el karate de funakoshi no como una vuelta al pasado sino como una recuperacion de un patrimonio que sus alumnos dilapidaron estupidamente y con ello llevar al shoto ryu al puesto que se merece como karate okinawense como to-te jutsu.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

bla bla bla... que sarta de tonterias... seguro que eres un freaki...

El Shotokan actual es exactamente lo que Funakoshi llevó a Japón. ¿Cómo que es Shito ryu es una recopilación? con la de horas que tuvo que estar Mabuni pa inventar tanto kata... que imaginación...

Además, esta clarisimo, el kihon funciona, no me hace falta probarlo, pa que, funcionará. Los katas tienen que ser bonitos, creo que voy a meter mas saltos, así serán más espectaculares....

je je je

barril dijo...

Respuesta de correo...sobre la marcha... Apreciado Ángel: He recibido tu correo con la dirección de tu Blog. Me parece interesante. Debes ser meticuloso con lo que escribes, pues en este mundillo del karate (sin DO y en minúscula), hay demasiados que quieren hacer creen, que saben mas de lo que saben. Te puedes crear enemigos, que aquí es fácil. Como comentario y por si te sirve: 1. En principio habría que ver a que karate Shotokan hay que referirse: - ¿A la técnica que a Gichin Funakoshi se le enseño, y mas tarde le sirvió a él dándole forma para transmitirlo a otros en Japón, con muchas carencias respecto del de Okinawa?. - ¿Al que transmitieron sus discípulos después de su fallecimiento?. - ¿Al que se practicaba en Japón hasta mas o menos los años 60?. - ¿Al que se practica en Japón en la actualidad?. - ¿Al que se practica fuera de Japón, en Occidente?. - ¿Al que se practicaba en este país en los años 60, 70, con tanta carencia y escasísima transmisión técnica original?. - ¿Al sucedáneo karate Shotokan enseñado en este país y en muchos otros, por tantos deslumbrados por Brucce Lee?. - ¿Al que publicitan tantas y tantas federaciones “deportivas”, y asociaciones ávidas de recaudación dineraria para especulación propia?. - ¿Al que enaltecen tantos “seudo-maestros”, interesados en satisfacer su escondido egocentrismo, cubriéndose a si mismos de una aureola de gran maestro y tratando para ello de rodearse de cuantos mas discípulos mejor?. Es evidente, que Gichin Funakoshi no invento la técnica de karate, si no que se la enseñaron en Okinawa otros conocedores y expertos que ya la conocían. Siendo Funakoshi persona mas o menos culta, y dedicada a la enseñanza como maestro de escuela en Okinawa, lo que no eran sus maestros de To-De (karate), esto le facilito mucho el poder ser pionero y con éxito de la enseñanza de karate, una vez desplazado e instalado en Japón, que no significa haber sido el mejor en su época. Reivindicar la figura de Gichin Funakoshi, sin olvidar a sus profesores, no tiene por que ser idea equivocada. De todas formas en Japón esto seria tarea inútil, pues ya está suficientemente reconocido. El karate Shotokan de Funakoshi (no olvidemos que la denominación de su estilo viene dada por el seudónimo que Funakoshi usaba para firmar sus escritos “Shoto”, asi como de su propia casa-domicilio “kan” (casa), es decir “Shotokan” (casa de Shoto) ), en su origen en Japón, fue un estilo pobre y de baja calidad técnica en comparación con el To-De o karate que se practicaba en Okinawa.
Para Funakoshi, el haber realizado una demostración ante el Emperador, sumado a unas buenas relaciones publicas, le abrieron muchas puertas entre ellas las de las universidades, lo que le facilitó la transmisión de su tecnica que no era ni mucho menos la mejor. El karate Shotokan, comenzó su evolución y mejora con el hijo de Funakoshi, Yoshitaka, quien dio forma a las posiciones fundamentales del estilo, con Shigeru Egami (Shotokai), y con Masatoshi Nakayama, quien dio dentro y fuera de la universidad el gran impulso al estilo, conocido con el nombre de Nihon Karate Kyokai, (Asociación Japonesa de Karate (J.K.A.), y dotándolo de una evolución físico-tecnica muy importante. Hasta aquí esto se puede leer en algún libro. Pero hay cosas importantes que hay que considerar, como son la mentalidad y las motivaciones de las personas que hicieron evolucionar el To-De (karate) en Okinawa, y mas tarde en Japón. La mentalidad de la que estaban imbuidos los habitantes de Okinawa y Japón a principios y mediados del siglo XX, no era la misma que la de los occidentales, Europeos, Americanos etc. El japonés está impregnado desde hace varios siglos por la influencia del Zen, lo que le hace percibir y trabajar una tecnica como el karate de forma totalmente distinta al occidental. El occidental usa la tecnica de karate, mientras el japonés, él mismo es la tecnica. Para entender esto no necesariamente hay que ser japonés, pero hay que entender esta mentalidad Zen que te lleva a no usar el karate, si no ser karate, a no pensar sino ser el pensamiento. Por eso cuando no se entiende esto con claridad, después de varios e ilusionados años de practica de karate, surgen las dudas, ¿qué karate?, ¿solo repetir para perfeccionar la tecnica?, ¿ganar dinero?, ¿satisfacer el egocentrismo delante de unos alumnos?. Entender esto significa poder practicar, no karate, sino KarateDo, hasta el ultimo instante de la vida. Cuando se capta con claridad la esencia del KarateDo, lo demás es irrelevante; el fundador es irrelevante; el nombre de la escuela, es irrelevante; el escudo de la escuela, es irrelevante; el kimono es irrelevante; el cinturón, es irrelevante; el que te enseño la primera tecnica, es irrelevante; los infinitos maestros que se han tenido, son irrelevantes; uno mismo, es irrelevante; el KarateDo es por si mismo; uno mismo es KarateDo. Cuestión distinta es que después de años de practica, un karateka se plantee esta pregunta, y no sepa descubrir la verdadera respuesta, la verdadera razón de su duda, la causa de no ver mas allá de la practica, ¿queda bien el kimono?, ¿soy karateka o profesor de karate… ¡que guay!?. Funakoshi no es relevante, lo relevante es la práctica de KarateDo, ser KarateDo.

ugokizen dijo...

Bueno, esto se está convirtiendo casi en una crisis existencial, ello indica que la llama del karate-do sigue encendida y eso es lo que importa. Desde mi punto de vista, no se si bueno, malo, peculiar......, pero es el mio, llegado el momento; en el que parece que estamos más de uno y de dos. El momento de emprender el verdadero camino del karate-do, parece una ocasión idónea para enriquecernos mutuamente, para compartir nuestras experiencias y de esta manera no sentirnos solos en el Do, que siempre resulta mas duro. Para crear una corriente fresca y fluida, carente de absurdos obtáculos que nosotros mismos nos ponemos. lo que sí creo que debe estar claro, es que cada cual tiene sus matizaciones sobre lo que interpreta como su Do, y esto no solamente no es mala cosa sino que es lo que hace que el karate-do sea algo grande y sublime.
Para quien me conoce, sabe que para mi en el karate prima el Zen y que yo considero a el Karate-do como una forma de zen en movimiento (ugokizen), procuro basarme en la concentración y mi meta es la realización del karate-do en estado mushin. Con lo cual, como podreis imaginar, tengo un filón de trabajo cuasi infinito y ahún más para una mente mediocre y algo contaminada como es la mia.
Vuestras opiniones me parecen muy interesantes y respetables, y espero que la mía pueda serlo para vosotros.
Ese pseudónimo de Barril, no sé, como que me suena.
Seguimos en contacto, e infinitas gracias por abrirme vuestras puertas.
juanra orantes (ugokizen).

Fernando dijo...

Muy interesante su post, sólo una puntualización.

Existe aún otro alumno vivo de Funakoshi. Su nombre es Mitsusuke Harada. Este maestro creó su propia escuela http://www.karatedoshotokai.com . En españa tenemos un club http://www.kdsalpujarra.org.

Saludos.